Cada equipo se convertirá en un conjunto músico vocal que aspira a ganar un certamen independiente musical. Esto pondrá a prueba sus dotes de coordinación, escucha, alineación y respeto por el trabajo del equipo y sus componentes, con una clara orientación al resultado.

Posibles competencias de trabajo: liderazgo de equipos, trabajo en equipo, construcción de relaciones de confianza, contribución a resultados, colaboración, visión de cliente, etc.