Cinco valores fundamentales

orientan nuestra actuación: 

  • Visión: Por encima de la voluntad está la visión. La formación es un medio para revisar las visiones, no para doblegar voluntades. Una buena visión encauza la voluntad.
  • Honestidad: Existe un compromiso tanto con la dirección, como con los participantes de los seminarios. Antes de iniciar una acción formativa, se negocia con todos los involucrados los objetivos a conseguir.
  • Pragmatismo: La formación no es sólo un hecho lúdico y enriquecedor para la persona, debe acarrear un beneficio para la empresa con la aplicación de los nuevos conocimientos al puesto de trabajo.
  • Optimismo: El cambio bien orientado supone un hecho positivo de adaptación. No nos interesa el pasado para revivirlo, debemos pensar en el futuro para construirlo según las nuevas necesidades.
  • Coherencia: En Didacta Transformación y Desarrollo se aplican los mismos contenidos formativos que se ofrecen a sus clientes.

 

Contactar

Estamos a su disposición para facilitarle toda la información que necesite

Contactar

El progreso y el desarrollo son imposibles si uno sigue haciendo las cosas tal como siempre las ha hecho. 

Wayne W. Dyer